RESISTENCIA AL DESLIZAMIENTO PREMIUM PARA TUS TRABAJADORES

» Siniestralidad laboral en el sector industrial: causas y principales datos en España

Siniestralidad laboral en el sector industrial: causas y principales datos en España

Un hombre, protegido con casco, guantes y orejeras, trabaja con una máquina en una fábrica

Según los datos ofrecidos por el Ministerio de Trabajo sobre siniestralidad laboral en España, entre enero y junio de 2023 se produjeron 279 568 accidentes de trabajo sin baja y 306 007 accidentes que implicaron la incapacidad temporal del profesional afectado.

Desglosando los datos por segmentos de actividad, encontramos que el mayor número de accidentes de trabajo en jornada se produjo en el sector industrial, seguido de la construcción. ¿Cuáles son las causas de la alta siniestralidad laboral en estas actividades? ¿Qué medidas podrían ayudar a reducir la incidencia? 

Datos destacados de la siniestralidad laboral en el sector industrial en España  

Según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística, ofrecidos en julio de 2023 y correspondientes al año 2021, el sector industrial se sitúa como la segunda rama de actividad más importante de España, solo por detrás de los servicios. Su cifra de negocio alcanzó en dicho ejercicio los 734 026 millones de euros, un 21,5 % más que el año anterior.  El total de empresas en el sector supera las 194 000, con un predominio de las dedicadas a la industria manufacturera, que concentra el 80,1 % de la cifra de negocio y el 89,7 % de los trabajadores del sector. 

El sector industrial puede presumir de ser una de las locomotoras económicas de España y reducir las altas cifras de siniestralidad laboral se presenta como uno de sus retos más urgentes. Volviendo a los datos del Ministerio de Trabajo, los accidentes en este ámbito se acercan a los 50.000, siendo, con diferencia, los trabajadores de la industria manufacturera los más perjudicados, con 46 502 accidentes con baja en los seis primeros meses de 2023. Cabe destacar que más del 95 % de ellos fueron considerados leves. 

Si nos centramos en la actividad específica que desarrollaban las personas afectadas por la siniestralidad laboral en el sector, los cinco segmentos más afectados fueron:

  • Trabajadores de la industria alimentaria, con 10 760 accidentes.
  • Profesionales especializados en la fabricación de productos metálicos, excepto maquinaria y equipo, con 9 439 accidentes.
  • Trabajadores encargados de la reparación e instalación de maquinaria y equipo, con 3 079 accidentes. 
  • Profesionales de la fabricación de productos minerales no mecánicos, con 3 053 accidentes.
  • Trabajadores en la fabricación de maquinaria y equipo, con 2 671 accidentes. 

¿Cuáles son las causas de la siniestralidad laboral en el sector industrial? 

La renovación del sector industrial y su evolución hacia un modelo sostenible, capaz de aprovechar las innovaciones tecnológicas para aumentar la productividad, es un punto clave en las políticas españolas. No en vano, el Gobierno español ha puesto en marcha un completo plan con el nombre de Política Industrial España 2030 con el objetivo incrementar la competitividad del sector.

Parece claro que uno de los puntales imprescindibles para alcanzar estos objetivos es reducir la siniestralidad laboral. Para ello es necesario identificar las causas principales de los accidentes y tomar medidas que contribuyan a evitarlos. Conozcamos cuáles son esas causas: 

1. Mala comunicación y desconocimiento de las medidas de prevención de riesgos

El Instituto Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo cuenta con una normativa nacional en el Sector Industria que recoge las leyes, reales decretos y reglamentos españoles y europeos referidas a la prevención de riesgos laborales. Su aplicación es obligatoria en las empresas del sector, con el objetivo de reducir la siniestralidad laboral. 

Los puntos clave, vinculados al ejercicio de cada actividad profesional, han de ser conocidos, asumidos y aplicados por los trabajadores. La mala comunicación de los mismos por parte de la empresa, la ausencia de formación específica por los profesionales especializados de cada sector o el simple desconocimiento impiden que estas medidas sean puestas en práctica, con el consiguiente aumento del riesgo de accidentes.

Una persona calzada con unos zapatos de Shoes For Crews se dispone a subir por una escalera.

2. Equipos de protección personal inadecuados o mal utilizados

El equipamiento de protección individual de los profesionales del sector industrial evita que los trabajadores tengan un contacto físico directo con elementos que puedan poner en peligro su salud durante el ejercicio de su labor. Una de las causas principales de la siniestralidad laboral es trabajar con unas prendas y materiales para la seguridad personal en mal estado o hacer un uso inadecuado de las mismas. 

Guantes, cascos, mascarillas, pantallas faciales o calzado profesional antideslizante son algunos de los equipos con que deben contar los trabajadores industriales. Siempre teniendo en cuenta, por supuesto, que, en función de la actividad que se desarrolla en el sector, es necesaria la utilización de un equipamiento específico u otro. 

3. Posturas forzadas y manipulación de cargas

Como señala la Agencia Europea para la Seguridad y la Salud en el Trabajo, los trastornos musculoesqueléticos son una de las dolencias laborales que más bajas producen en las empresas y “afectan a millones de trabajadores en toda Europa”, generando un coste de “miles de millones de dólares para las empresas”. 

La actividad en el sector industrial, con periodos prolongados en posturas forzadas, movimientos repetidos y la manipulación de cargas, en ocasiones pesadas, es causa de accidentes habituales entre los trabajadores. Por este motivo, resulta indispensable la elaboración por parte de la empresa de un plan de prevención de riesgos que incluya recomendaciones que sirvan para minimizar la gravedad de cualquier lesión

Para que sea realmente útil, los trabajadores han de recibir formaciones en las que se expliquen estas recomendaciones básicas para la salud laboral, además de establecerse una organización de las jornadas que impida la sobrecarga de trabajo.   

4. Maquinaria en mal estado

Los profesionales del sector industrial trabajan con maquinaria pesada cuyo mal funcionamiento puede provocar accidentes graves. Todos los equipos han de pasar por procesos de revisión periódicos y tener un mantenimiento constante que permita identificar cualquier anomalía. 

En este último punto, las propias personas que trabajan habitualmente con las máquinas o herramientas han de estar perfectamente formadas para ser capaces de reconocer irregularidades en su funcionamiento. 

5. Tropiezos y caídas 

Las lesiones producidas por los resbalones o caídas resultan frecuentes en los trabajos que exigen desplazamientos constantes o que se desarrollan en espacios con superficies a diferente altura o suelos de textura variable. El uso de diferentes herramientas y maquinaria hace que, además, los trabajadores del sector industrial se encuentren con obstáculos en su recorrido. 

La limpieza, el orden y una correcta iluminación de los espacios de trabajo son clave para reducir el riesgo de tropiezos y caídas. Junto a estos aspectos, el calzado profesional, con suela antideslizante, será el mejor aliado del trabajador. Es muy importante que este cumpla los más recientes estándares de resistencia al deslizamiento en el calzado laboral, como la norma EN ISO 20344:2021


Contar con un calzado profesional y adecuado contribuye en gran medida a reducir la siniestralidad laboral.
Los modelos de Shoes For Crews, todos ellos provistos de nuestra innovadora suela antideslizante, se adaptan a las necesidades de los distintos trabajos en el sector industrial. Consulta nuestra guía de compra para elegir el calzado que mejor se ajuste a las actividades que realiza tu equipo. Y si buscas asesoramiento personalizado, contacta con nosotros y te ayudaremos a resolver todas tus dudas.

Todas nuestras noticias sobre la seguridad en el trabajo en un solo clic!

Rellena el siguiente formulario para recibir recursos, consejos y mejores prácticas sobre la seguridad en el trabajo directamente en tu correo electrónico.

¡Consigue un par gratis!*